¿Reconoces la identidad de tus clientes en canales digitales?

En un mundo cada vez más digital, las empresas se enfrentan a la necesidad de implementar de manera eficiente procesos de validación de identidad a través de canales no presenciales. Este proceso de identificación debe garantizar una buena experiencia la experiencia del usuario, quienes esperan que las entidades establezcan los controles necesarios para garantizar la seguridad de su información sin aumentar las barreras asociadas a las transacciones financieras.

En Experian, creemos que las empresas que pueden identificar mejor a sus clientes, pueden detectar el fraude con mayor facilidad. Es por esto que realizamos una investigación con más de 5.500 consumidores y 500 empresas de todo el mundo, para entender lo que los clientes piensan acerca de los protocolos de seguridad y la confianza de las empresas en su capacidad para identificar con exactitud a sus clientes.

¿Qué hallazgos obtuvimos?

  1. El mercado digital es una realidad. En Estados Unidos, el 91% de los consumidores posee smartphones o dispositivos móviles, seguidos por el 83% que cuenta con computadores portátiles. Evidentemente, la tecnología está alentando el gran volumen de interacciones online entre empresas y consumidores, pero la verdadera moneda del comercio digital es la confianza.
  2. El comercio digital se consolida cada día más. Las actividades que los consumidores llevan a cabo en línea, reflejan la adopción generalizada del comercio digital como una forma de comprar bienes y servicios (90%) y realizar transacciones bancarias (88%).
  3. Las empresas desean autenticación y seguridad. Construir confianza a través de la tecnología sin generar efectos negativos se va convirtiendo en el objetivo, pero también en la responsabilidad de las empresas con canales online. El 75% de las empresas desea autenticación avanzada y medidas de seguridad que tengan poco o ningún impacto en la experiencia del cliente digital.
  4. Los consumidores jóvenes son menos tolerantes a las barreras de seguridad. 42% de los millennials manifiestan que realizarían más transacciones en línea si no tuvieran que vencer tantos obstáculos de seguridad. Así, las empresas deben alcanzar un equilibrio delicado, ya que deben brindar una experiencia online que genere confianza, con protocolos de seguridad, pero que al mismo tiempo permita un acceso fácil y conveniente.
  5. Las empresas necesitan dirigir a los consumidores a mejores soluciones y al mismo tiempo mantenerlos felices. Las tres principales barreras que tienen los usuarios al realizar transacciones bancarias en línea son olvidarse de su nombre de usuario o contraseña, estar bloqueado por escribir una contraseña demasiadas veces o tener que responder preguntas secretas o personales antes de que se otorgue el acceso.

En Experian creemos que entre más seguro se esté sobre la identidad del cliente, más fácil será detectar el fraude. En pocas palabras, si se puede reconocer a una persona, se puede reconocer el fraude. Cuando se trata de gestionar el riesgo de fraude, no existe una única solución global, pero existe una forma prometedora de avanzar. Tal como lo vemos, el reconocimiento de los clientes a través de soluciones avanzadas y multifacéticas a la medida de la experiencia del usuario son el futuro de la prevención del fraude.

Data Credito Expirian Blog